El eterno dilema: deporte y trabajo

Pasó el Mundial 2019, nuestros jugadores tuvieron que pedirse hasta un mes en el laburo y eso disparó un tema: ¿cómo son las cuestiones legales en estos casos? ¿Qué pasa con el sueldo? ¿Cuántos días en un año puede pedirse un deportista? Y más…

Entre risas, una frase de Diego Koltes en Poste Fijo tras el debut inicial ante Australia funcionó como disparador. El crack de nuestra selección explicó que debió pedirse ¡34 días en el laburo! y agradeció a sus jefes por semejante aguante. Como ya te vas a acostumbrar, en la web de Poste Fijo vamos a ir al hueso de los problemas y a desmembrar determinadas cuestiones. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Diego Jesus Koltes (@diegokoltes13) el

Te presentamos la columna de Better call Patiño, que analizará semana a semana temas legales, como por ejemplo la eterna dicotomía entre deporte federado y trabajo. ¿Hasta dónde son compatibles a la hora de los viajes? Aquí va, amigos y amigas.

Los amantes del deporte, hombres y mujeres que dedican parte de su vida y generalmente vida de juventud, en relación a sus obligaciones laborales deben preguntarse: ¿compito deportivamente o trabajo? En especial cuando realizo mucho sacrificio en función de un sueño deportivo propio y del equipo, pero sin descuidar el trabajo que nos mantiene, enaltece y dignifica.

Por ello es importante conocer que existe una ley que regula estos temas. La Ley Nacional N° 20596 reglamenta esta situación y puede ser invocada, ya que dispone que: 

_Todo deportista aficionado que mantenga una relación laboral, sea ésta en el sector público o en el sector privado, y sea designado para:

1. Intervenir en campeonatos regionales dispuestos por los organismos competentes de su deporte;

2. En los campeonatos argentinos; 

3. Integrar delegaciones que figuran regular y habitualmente en el calendario de las organizaciones internacionales,

podrá disponer de una Licencia Especial Deportiva en sus obligaciones laborales para su preparación y o participación en las mismas.

También hay que destacar que:

ésta licencia deportiva también se hace extensible a los dirigentes y representantes que deban necesariamente integrar las delegaciones que participan en las competencias; y también a los que deban participar necesariamente en los Congresos, asambleas, reuniones o cursos vinculadas con el deporte que se realicen en la República Argentina o en el exterior. 

Y ojo, que hay más: también incluye a los directores técnicos, entrenadores y todos aquellos que necesariamente deban cumplir funciones referidas a la atención psicofísica del deportista

Pero vamos con más preguntas, que el tema está interesante.

¿Para gozar de esta licencia especial deportiva debo tener alguna antigüedad en mi trabajo?

Sí, y no es un tema menor. Al menos 6 meses de antigüedad en tu trabajo. 

¿Hay un límite de licencia?  

Es un tema clave y la la ley establece dos límites: 

1.  Que no exceda el tiempo establecido por los reglamentos de las organizaciones internacionales respectivas;

2. Que tampoco pueda extenderse más allá de 60 días al año

¿Qué sucede con el  salario durante esa licencia y los aportes correspondientes?

Si sos empleado del sector privado el sueldo será abonado el Fondo Nacional del Deporte y es un trámite que hay que realizar ante la autoridad de aplicación con la certificación de la federación que asegure de la realización del torneo o evento. En cambio, si sos empleado del sector público, el propio Estado, obviamente, es el ente que se hace cargo de estos ítems.

¿La licencia puede ser imputada a otra clase de licencias o reemplazada por vacaciones?

La respuesta es no. Lo que pedís es una Licencia Especial Deportiva y no puede ser reemplazada por otro tipo de licencia o vacaciones.

¿Puede incidir en tu foja de servicio para modificar desfavorablemente tus calificaciones, concepto y carrera dentro de la empresa, organización o institución?

La respuesta también es no. Una Licencia Especial Deportiva utilizada en los límites de la ley no puede ser usada como atenuante negativo en tu desempeño y mucho menos tener carácter sancionatorio.

Y si el deportista es estudiante… 

Si se tratan de estudiantes, el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología y la respectiva Universidad a la que asistís,  deberán tomar las cartas del asunto y aquellas personas que forman parte de las delegaciones no se les podrá computar las inasistencias a los fines de modificar su condición de alumno regular.

¿Nuestra provincia contempla el tema?

Sí. En Mendoza, mediante la Ley N° 6457, el artículo 4 establece que adherimos a la Ley N° 20655 de Fomento de Desarrollo de Deporte y también a la Ley N° 20596 de Licencia Especial Deportiva. Es decir, la ley provincial adhiere sin reparos de manera total a las disposiciones de la ley nacional. 

La columna de Better call Patiño es un contenido de Estudio Jurídico Patiño-Villagra & Asociados

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *