Mescolatti y López, dos veces en un mes

Chelo y Agu gritaron otra vez campeón tras la obtención del Mundial. Si, treinta días inolvidables.

No alcanzaron a procesar lo que fue la alegría de la Copa del Mundo en Misiones que tuvieron que cambiar rápido de chip para pensar en el cabotaje. Marcelo Mescolatti y Agustín López trajinaron con la resaca post vuelta olímpica ecuménica para ponerse el overol que significa la Copa Mendoza. Los dos fueron tenidos en cuenta por Gallardo una vez reintegrados al plantel Santo y terminaron siendo importantes en el título tras nueve años de sequía. 

El señor 10 fue el amo del partido ayer para Don Orione. Manejó todos los tiempos de su equipo y fue clave para generar la sexta falta que cometió Civelli y que terminaría en el 2 a 1 de Paladino. Para el capitán, fue volver a coronarse tras casi una década con el club de sus amores y volvió a recibir todo el cariño de sus compañeros/admiradores que le dedicaron el “que de la mano, de Mescolatti, todos la vuelta vamos a dar”. 
 
 
Por el lado del arquero, fue su primera vez con el equipo que lo vio nacer. López también venía de coronarse con la selección nacional y ahora fue el turno en la Copa. Gallardo lo utilizó en los segundos tiempos, y si bien ayer falló en el tanto de Civelli (se confió en la salida y el 16 se la punteó para el empate parcial) fue clave durante los minutos que jugó en el final del certamen y tapó bochas importantísimas con el partido 1-0 para Don Orione. 
 
Para los dos será un mes inolvidable. En las antípodas de sus carreras (uno en el ocaso, el otro en el arranque) los dos siguen viviendo sensaciones y emociones fuertes cerca de la pelota. Ahora si, será momento de disfrutar.