Gonzalo Aveiro no mereció perder

El 15 matador la rompió toda y por esas cosas del deporte se quedó con las manos vacías. Por nivel, hoy es de lo top en Mendoza.

Foto: Santiago Tagua
Gonzalo Aveiro no transmite demasiado con sus expresiones. Tiene el mismo gesto cuando gana 50 a 0 o cuando pierde una final como la del domingo. Aunque claro, la procesión le quema por dentro. El hábil ala de Talleres la rompió toda ante Don Orione y fue el gran destacado de la noche, aunque por el resultado adverso, se quedó sin título.
 
Desde que Garay lo mandó a la cancha las pidió todas, se cansó de encarar y de sus botines salió lo más peligroso de Talleres. La más clara de su equipo fue también ingeniería suya: recibió de pivot, giró ante la marca de Mescolatti hacia la izquierda y sin ángulo sacó un remate arriba que se estrelló en el travesaño. 
 
Por su elevado nivel, hoy Aveiro está entre los destacados de Mendoza, siendo la figura en su club y con serias chances de integrar el seleccionado mayor de Corvalán. Claro, cambiaría todo lo individual por ese título que esa Copa Mendoza que se le escapó. La noche de la fina no mereció perder. Talleres tampoco. A no desesperarse: con rendimientos así, ambos tienen más vueltas esperándolos.