El análisis del Nacional: Ana Ontiveros

La mejor jugadora del último Mundial y estandarte del Poli bicampeón nacional hizo un repaso de la consagración. Ronanduano, Las Heras, la organización, entre otros temas, acá.

Cementista ganó de punta a punta el Nacional Femenino y no admite discusión alguna. Sacó a tres mendocinos y al local, ganó los ocho partidos y la final se la llevó por goleada. Ana Ontiveros, líder del plantel, repasó una consagración más. Y van… 

De menos a más, como siempre

“Como todo Nacional se comienza de menor a mayor. Al principio no pudimos plasmar nuestro juego por los nervios del mismo, pero poco a poco nos fuimos soltando y mostrando nuestro nivel. Los primeros partidos no fueron del todo buenos, pero concretamos las jugadas y lo hicimos de manera correcta”.

Las Heras, la prueba de fuego

“Fue un partido muy duro. Las Heras viene trabajando muy bien y en un momento del partido estuvimos muy complicadas, realmente estaba para cualquier equipo ese partido. Nosotras sabíamos que no se define nada hasta el último segundo, por eso estuvimos con la mente fría y sabiendo que podía pasar cualquier cosa. Fue el partido más duro que nos tocó”.

El acierto de Ronanduano

“Lo de Belén es para sacarse el sombrero. Defendió los colores del Poli como si toda su vida hubiera jugado ahí. No solo en lo futbolístico, sino sumó en lo humano. Hizo muy bien al grupo”, explicó Anita. El Poli pateó el tablero con la incorporación de Ronanduano y la tucumana cumplió. 

La organización

“Paraná organizó con toda la onda este torneo y bueno, son cosas que pueden pasar lo de la cancha. A nosotras nos tocó enterarnos dos horas antes que jugábamos un partido (contra Jockey) y ya habíamos planificado y entrenado para enfrentar a otro equipo. Esas situaciones no pueden pasar”.

El bicampeonato

“Es todo muy loco conseguir este bicampeonato, porque venimos de ser durante cinco o seis años cebollitas, ja. Ahora que lo conseguimos estamos muy contentas. Trabajamos muy duro como todas, pero logramos hacer un torneo muy bueno”.

De Cementista se esperaba mucho en el Nacional Femenino 2019. Con la jerarquía de sus apellidos y Ronanduano, era difícil no poner al equipo del Bocha Ferro arriba en las apuestas. Cementista se sacó la espina en 2018, repitió este año y cumplió con todas las expectativas que había generado. Con los pies de vuelta en Mendoza, la mira vuelve a ser el certamen local. ¿El desafío? El tricampeonato.