Bátiz volvió a Jockey B

El 9 dejó Europa y ya entrena bajo las órdenes de Piergentilli.

Máxi Bátiz regresó a su gran amor. El pívot abandonó Barcelona y pegó la vuelta al país para ponerse otra vez la camiseta del Burrero.

Tras redondear una buena temporada, Bátiz decidió irse a probar suerte a Europa (nada que ver con el fútbol de salón) pero no se acostumbró y decidió ponerle fin a su experiencia en el Viejo Continente. 

Ayer ya entrenó con sus nuevos/viejos compañeros y está a disposición del entrenador. Por el momento jugará en el torneo local (una vez que agarre ritmo) porque el plantel para la División de Honor está completo. Aunque corre de atrás, su jerarquía, su experiencia y su relación con el plantel lo ponen en carrera para ganarse un lugar.  

Jockey B no traerá refuerzos, en caso de alguna baja, podría meterse en la lista final para el gran objetivo del 2019.